Facebook no sale de una y se mete en otra. El Parlamento británico ha publicado este miércoles 250 páginas con correos electrónicos y documentos internos de la empresa de Mark Zuckerberg, que muestran que la red social llegó a considerar vender a empresas los datos privados de usuarios.

Los documentos fueron entregados por Six4Three, el desarrollador de una aplicación para hacer búsquedas de mujeres en bikini en Facebook llamada Pikinis, al Comité digital, de cultura, medios y deporte del Reino Unido, que está encargado de investigar el escándalo de Cambridge Analytica, las noticias falsas y la posible manipulación de elecciones en redes sociales.

Six4Three tuvo acceso a los archivos que datan de 2013-2014 como parte de una demanda que presentó en el 2015 en contra de Facebook en Estados Unidos por el cambio en las políticas de privacidad de la red social relacionadas con el caso de Cambridge Analytica, lo que ocasionó que Pikinis dejara de funcionar.

El acceso y posible venta de datos de usuarios

Por un lado, los documentos muestran que la red social siguió dando acceso a los datos de sus usuarios a empresas como Netflix o Airbnb después de dejar de permitírselo a otros desarrolladores como Six4Three en el 2015.

“No está claro cómo Facebook decidía qué compañías debían seguir teniendo acceso a los datos y cuáles no”, señaló el diputado Damian Collins, presidente del comité del Parlamento, en el comunicado publicado hoy junto con los documentos internos de la red social, y añade:

La idea de unir el acceso a los datos de amigos con el valor de la relación financiera con Facebook de los desarrolladores es un rasgo recurrente de los documentos.

Collins explicó en un tuit que decidió publicar los documentos dado que él cree que “hay un interés público” en ellos, ya que “levantan dudas importantes sobre cómo Facebook usa los datos, sus políticas para trabajar con desarrolladores de apps y cómo ejercen su posición dominante en el mercado de redes sociales”.

Por otro lado, los archivos también muestran los debates internos sobre cómo obtener ingresos. “¿Le facilitamos a los desarrolladores el uso de nuestra red de pagos/publicidad pero no se los exigimos? ¿Se los exigimos? Les cobramos una cuota por compartírselas directamente y permitimos que los desarrolladores que la usen obtengan un crédito contra lo que nos deben? No tengo del todo claro aquí que tenemos un modelo de negocio que realmente nos conseguirá los ingresos que queremos a escala”, dice el CEO Zuckerberg en un correo electrónico.

Por supuesto, Facebook no tardó en calificar como “muy engañosa” y “sin contexto adicional” la presentación de los archivos. En un comunicado, según recoge ABC News, señaló que los documentos reunidos por Six4Tree para su “caso sin fundamento son sólo una parte de la historia.

La plataforma también respaldó los cambios que realizó en el 2015 “para evitar que una persona comparta los datos de sus amigos con los desarrolladores”. Asimismo, admitió que, “como cualquier negocio”, consideraron diversas formas en las que podrían “crear un modelo de negocio sostenible”. Finalmente, destacó: “Pero los hechos son claros: nunca hemos vendido los datos de la gente”.

Más artículos de Internet