El CES de Las Vegas ha sido el lugar escogido por Samsung para mostrar su smartphone plegable a clientes y partners de la industria tecnológica. Las reuniones, de carácter confidencial, tuvieron lugar el pasado 8 de enero en la ciudad estadounidense.

El nuevo teléfono -cuyo lanzamiento comercial se espera que ocurra durante la primera mitad de 2019- se producirá en unidades limitadas. Samsung fabricará, según fuentes consultadas por el diario surcoreano The Korea Herald, alrededor de un millón de unidades para todo el mundo.

El uso de componentes avanzados -como la pantalla OLED flexible- elevaría el precio del producto hasta los 1.300 dólares, según fuentes cercanas al proyecto. Samsung, además, pretende apuntar hacia hombres de unos 40 años, personas que posean una tablet y un smartphone y “multitaskers”.

“Cuando está desplegado, el teléfono de Samsung no muestra ninguna marca que indique que haya sido doblado”, aseguró a The Korea Herald uno de los ejecutivos presentes en la reunión. “Doblar completamente el dispositivo causaría una rotura. Por esta razón, Samsung está estudiando que los laterales del dispositivo queden ligeramente levantados”, continuó.

Respecto al grosor, el ejecutivo asegura que, una vez plegado, ofrece un agarre estable, pero no se siente grueso. Cuando está desplegado, sin embargo, presenta un perfil muy delgado.

2019, el año del teléfono plegable

http://hipertextual.com/
Teléfono plegado.

Tras años de experimentos, desarrollos tecnológicos y prototipos, 2019 será finalmente el año en el que los smartphones plegables lleguen a las tiendas. Samsung, quien ya mostró un primer anticipo durante su última conferencia para desarrolladores, será uno de los mayores impulsores de la tecnología, aunque no el único. Se espera que Huawei y otros fabricantes desvelen productos similares a lo largo de los próximos meses. La respuesta de los clientes y la progresiva reducción de costes serán dos aspectos fundamentales para la continuidad de este tipo de productos a largo plazo.

Para Samsung, el lanzamiento de este tipo de smartphones, así como la expansión de la inteligencia artificial y el 5G, serán claves para remontar las ventas de sus smartphones, que sufrieron una caída de 11 millones entre los meses de julio y septiembre.